PSICOANALISIS EN EL CINE: TEXTOS

María Josefina Chevalier

Habemus Papam no es una película sobre el Papa y el Vaticano, incluso si comienza con el repertorio del funeral del Papa Wojtyla y cuenta las debilidades humanas. […]

Habemus Papam es una película sobre todos nosotros, o al menos sobre quién llega a esos momentos de la vida donde algún acontecimiento obliga a lidiar con uno mismo”. [1]

Crítica y cultura cinematográfica

Federación Italiana Cineforum

23 enero 2013 [1]

 

¿Cuántos de los que hoy estamos aquí presentes no nos hemos sentido alguna vez como Melville?

¿Cuantas veces habremos querido gritar … correr…alejarnos de alguna situación que no podíamos afrontar?

Y la angustia que invade, que toma el cuerpo, los pensamientos, y el no saber cómo seguir con ese “mal-estar”.

Entonces llegan las primeras recetas: un té, descansá un rato… y como el estado del que padece no cambia, se recurre a la ciencia… llega el médico lo revisa y afirma: “no tiene nada”.

Parece que frente a la angustia ni Dios nos salva.

¿Qué se hace entonces?

Lo que a veces se hace cuando no se sabe que hacer con el sufrimiento humano: se llama a un psicoanalista!!!

Margherita Buy en su papel de psicoanalista le dice a Melville:

“Tal vez usted ha sufrido

por el hecho que su madre…

…no sé, quizá cuando usted

era muy, muy pequeño…

…se ocupó de más de algún otro.

¿Sabe cómo podemos llamar a esto?

Déficit de atención”.

En realidad “déficit de accudimento” en italiano o déficit de cuidado en español.

Si nos apoyamos en las palabras de Sigmund Freud, él nos habla de “la angustia como una señal de defensa ante el “Hilflosigkeit” desamparo psíquico y biológico” [2] que todos los seres humanos sienten en el primer tiempo de llegada al mundo, donde no alcanzaran los cuidados parentales para evitar que queden huellas de ese acontecimiento que pueden re-animarse en ciertos momentos de la vida de un sujeto.

Jacques Lacan agregará años más tarde:

La angustia es la defensa mayor, la más radical, y que es preciso aquí que el discurso a su respecto se divida en dos referencias, una a lo real, en tanto que la angustia es la respuesta al peligro más original, al insuperable Hilflosigkeit, al desvalimiento absoluto de la entrada en el mundo, y que por otra parte, ella va a poder, a continuación, ser retomada por el yo como señal de peligros infinitamente más leves”. [3]

Podríamos pensar que Melville se angustia ante el encuentro con el deseo del Otro, al ser elegido Papa, no puede seguir adelante, pierde parte de su historia, huye, quizás en su encuentro con una psicoanalista, se reencuentra con un significante que lo nombra: ser actor. Esto produce efectos.

¿El acto final es una renuncia o un rechazo a la demanda del Otro?

¿Un acto de cobardía o de máximo coraje?

¿Podríamos pensarlo como el encuentro con su propia voz y la posibilidad de hablarles a los otros desde sí mismo?

 

 

Notas:

1 http://www.cineforum.it/focus/Film-in-tv/Habemus-Papam-di-Nanni-Moretti

2 Sigmund Freud: Inhibición, síntoma y angustia 1925

3 Jacques Lacan: Seminario oral La angustia – 30 de ENERO de 1963

 

31 de marzo 2018

Quatre Escuela de psicoanálisis

 

Guillermo Unzain

Notas sobre “Pontifice”

 

Como posiblemente muchos sepan, en la actualidad, un pontífice es aquel que ocupa el cargo de obispo o de arzobispo en una diócesis.

El Papa, también es denominado por las funciones de las que se ocupa como: vicario de Jesucristo, obispo de Roma o Sumo Pontífice de la iglesia católica apostólica romana y Jefe de Estado del Vaticano.

Además de las funciones ordinarias de los obispos, los Sumos Pontífices se ocupan de la declaración de santidad o canonización, nombran cardenales y declaran dogmas.

La palabra pontífice procede en su etimología del latín “pontificis”, y está integrada por la unión de dos palabras: “pontis” con el significado de “puente”, más el sufijo “ifice” que alude al constructor.

En la ficción que acabamos de ver nos encontramos con las vicisitudes de alguien frente a la posibilidad de asumir este cargo el de Sumo Pontifice.

Al recorrer el origen histórico de este término, nos encontramos que es una institución mucho más antigua que la iglesia católica, y que se remonta a los primeros tiempos de Roma. Mas precisamente a los tiempos del rey Numa Pompilio (753-674 a. C.)

Pompilio es el Segundo rey de Roma  (716-674 a. C.), pertenece a la Dinastia Latina del periodo Monarquia Romana. Después de la muerte de Rómulo el reinado de la ciudad recayó sobre el sabino Numa Pompilio, que fue elegido por el Senado, a causa de su reputación de justo y piadoso.

Su reinado estuvo marcado por la paz , prosperidad y la reforma religiosa. El rey Numa Pompilio construyó un nuevo templo para el dios Jano y el dios Vesta y, después de establecer la paz con los vecinos de Roma, cerró las puertas del templo de Jano para indicar un estado de paz en Roma .Las puertas del templo se mantuvieron cerradas para el resto de su reinado.

Una característica de Roma es que surge en el margen de un río.                    El Tíber era un elemento de importancia fundamental para la historia de Roma: Po un lado era una importante vía de comunicación y al mismo tiempo señalaba la frontera natural con el territorio etrusco.

Esto explica la importancia de los puentes en la ciudad y la atención particular, que los romanos dedicaban a sus construcciones.

Tal vez, por que se entrelazan los deseos de un monarca de mantener la paz con sus vecinos, de alguna manera tendiendo puentes de diálogo con ellos, con las necesidades concretas de funcionamiento de una sociedad; es que surge  en tiempos de Numa Pompilio el Colegio de los Pontífices, que comenzó teniendo cinco integrantes y en la República su número se triplicó.

Su función era la dirección del culto público, controlando los ritos públicos pero también los actos privados que tuvieran incidencia social, como el caso de los testamentos y los matrimonios. Se ocupaba de establecer castigos para los que ofendieran a la religión, confeccionaban el calendario y llevaban el registro de los anales.

Así el pontifice comienza a ser quien establece el puente entre el mundo de lo divino y el de los humanos. Entre otras cosas, es quien oficia intercediendo con los dioses para que se pueda unir aquellos territorios que ellos concibieron separados.

 

Ahora ¿Qué tiene que ver esto con el psicoanálisis?

 

Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis en su libro “Interpretación de los sueños”, toma unos versos de Goethe (Fausto, parte I, escena 4.)

Cap. VI, I: Sueño de la monografía botánica 1900 [1899]. Sueño de la monografía botánica

 

 

“…un golpe del pie mil hilos mueve,

mientras vienen y van las lanzaderas

y mil hilos discurren invisibles

y a un solo golpe se entrelazan miles”.

 

Utiliza esta metáfora para hablarnos de un inconsciente que busca ser escuchado a través de las palabras que se acoplan y engendran significaciones, reúnen múltiples sentidos. Palabras puentes dirá Sigmund Freud, que permiten pasar de un sentido a otro.

 

Fuentes:

https://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/de-donde-viene-la-palabra-pontifice

https://deconceptos.com/ciencias-sociales/pontifice

https://www.delcastellano.com/etimologia-pontifice/

https://www.italy-villas.es/en-italia/2014/centro-de-italia/lacio/r%C3%ADo-tiber

http://www.historialuniversal.com/2010/08/antigua-civilizacion-romana.html

http://rubicon.superforo.net/t99-los-puentes-de-roma

 

 

Beatriz Bullit

PRIMER ENCUENTRO PSICOANÁLISIS EN EL CINE

PELÍCULA HABEMUS PAPAM

Director: Nanni Moretti (2011)

Participantes del Debate

Griselda Trepar, María Sofía Fortunato, Inés Fuentes, Lucía Di Salvo, Gabriela Acosta Navarro, Catriel Unzain, Alejandra Barrientos, Alejandro Sánchez

En primera instancia queremos agradecer a todos los que participaron del Debate. Siempre es enriquecedor que los punto a debatir que cado uno de nosotros propuso, haya sido tomado podría decir acaloradamente; por la personas que concurrieron y aportaron a la discusión. Sin ellos y su palabra; hubiera sido simplemente una buena película que compartimos; pero no fue solo eso; sino también, cada uno se comprometió con aquello que le suscitaba la película y lo expreso.

Invito a los que estuvieron, comenten qué, les aportó a ellos haber estado en dicho debate… Esto siempre y cuando: …, así lo deseen…

Reitero a todos, nuestro agradecimiento por haber estado con su palabra

 

A continuación voy a relatar cuales fueron los interrogantes que compartí con los otros  en relación a la película

Mi interrogante giro en torno a  las consecuencias, los efectos para una subjetividad; al ser Nominado en un lugar que es un llamado a tomar sobre sí; el peso de una elección hecha por otros pares y por el Otro supremo Dios; que según la creencia de cada uno de ellos y de él mismo, “él qué es elegido”, va a poder responder a tal nominación; porque ese es el Deseo de Dios.

Por consecuencia, debe PODER responder… ¿Con qué?…; con aquello que los otros consideran que tiene para responder, con aquello que él cree, que necesita la Institución que representa y la comunidad que espera de él su conducción.

Ahora bien, quien es elegido en ese lugar debe responder, a la afirmación primordial qué es: Sí, es nominado, ¡él PODRÁ!; ya que  Dios, le proveerá de todos aquellos recursos que son necesarios para cumplimentar tal mandato.

Pero en tal afirmación no entra en consideración el aporte del psicoanálisis referente a que: en todo ser hablante habita un sujeto marcado por su propio desconocimiento y que, en el momento que es elegido Papa por su pares y su  nombre repetido; puede encontrarse con un Real; dado que en ese preciso instante; su mundo “historizado” se cae; se cae de sí, no quedando frente a sí mismo más que, el vacío de toda palabra; es por esto que en el momento que se le interroga:

“Acepta su elección canónica a Sumo Pontífice”;  se presenta el vacío… queda “turbado”, o sea, por fuera de “todo poder de sí…”

Frente a la reverencia del otro…pregunta ¿qué hace? Y le pregunta:..-ahora, ¿qué pasa?…

Le responde

– puede dar la bendición o decir un discurso…

En el momento que iban a anunciar su nombre, a la multitud que lo esperaba:.. “el grito surge desde el  vació de palabra”… cae de la escena…” y huye… Enuncia:…..Ayúdeme…, NO PUEDO, NO PUEDO. Se ve como queda fuera del PODER, el poder se va de sí: queda turbado habitado por dicha conmoción

A partir de ahí, una cadena de malos- entendidos; entre los otros que intentan convencerlo que el poder divino lo ayudará a que pueda responder…

…Y su dificultad de poder asumir la representación de esa función que le ha sido conferida;… solo tiene frente sí, su propia desaparición

Veamos que le dice al 1º Analista

“…Cuando venían hacia mi mientras cantaban…, algunos lloraban…todos estábamos emocionados

…Despacio…despacio comenzaban a desaparecer…ya no estaban…”

El Analista le pregunta:

-¿Desaparecían ellos? Señala a los Cardenales

-No…No, responde

Muchas personas que conocí…ya no estaban… Desapareció todo…ya no recuerdo nada

Pero ¿Ud. Quiere ser Papa?, le pregunta el Analista

¡Ya soy Papa!, responde

Durante la Noche, se oye el grito desde sus aposentos:

“¡No podemos!

¡Socorro, mamá!!

No, No, ¡¿por qué?!

No podemos…”

 

Con la 2º Analista

Le dice:

“Ya no consigo hacer nada, siempre estoy cansado

No puedo…

Sin embargo, los demás tienen una gran confianza en mí

-Los demás, le pregunta la Analista

Responde

-Sí, yo quisiera hacer mucho…Hay tantas cosas que cambiar…

-A qué se dedica, le pregunta

Responde

-(silencio)… Soy actor…, actor de teatro”

Encuentra un modo de nombrarse, de recuperar su historia….

(Júbilo) Recupera la imagen de sí y de los otros, en el espejo donde se mira: fue un encuentro con ese lugar marcado en su vida por un deseo

  • A partir de aquí comienza su búsqueda

 

  • Cuando sale de la consulta les dice al que lo acompaña
  • Necesitaría concurrir tres veces por semana

.- ¿Cuánto tiempo?, le pregunta

  • Un año, responde
  • Pero eso no es posible, le dice
  • Lo sé…., responde

Es así como, en tanto pudo reencontrarse como deseante…, huye… para recobrar en su historia la causa de su imposibilidad…