LA ENTREVISTA PRELIMINAR

LA ENTREVISTA PRELIMINAR

“LOS TIEMPOS LÓGICOS DE LOS PRIMEROS ENCUENTROS”
A cargo de Beatriz Bulit

Quiero invitar a un espacio a quienes se interesan por la clínica, para compartir el valor que tienen los primeros encuentros con aquellos que nos demanda una escucha: ubicar las coordenadas que determinan, en su decir, el sitio de su sufrimiento; y la relación a un deseo.
Me conducen en esta propuesta mis propias interrogaciones a lo largo de mi clínica, como así también los hallazgos, los escollos con que se encuentran aquellos que me han demando una escucha en relación a su clínica.
Ha sido a partir del espacio de Supervisión que he podido resignificar en la enseñanza de Lacan la relevancia de este tiempo previo: para poder apresar, el modo en que le ha sido instilado un deseo, así como cuál es su inscripción subjetiva en relación a la significación fálica; cómo así también, qué espera de él, ese deseo de “otra cosa” que habita en sus ser y siempre ha estado apareciendo en esos flashes que por un instante han iluminado su mirada; y no han encontrado un lugar para hacerse oír… Al no haber encontrado un lugar para hacerse escuchar, lo trae quien nos demanda en el crisol de sus síntomas donde se refracta lo real del goce que conforman sus vestiduras, y dan la tonalidad a sus actos.
Queda echada a rodar, mi apuesta para quienes se sientan convocados a tomarla, para que haga torbellino en cada encuentro que deseen compartir.

MODALIDAD
Los invito a reunirnos una vez por mes
De acuerdo a las posibilidades de quienes concurran fijaremos fecha para un nuevo encuentro

 

LOS TIEMPOS LÓGICOS DE LOS PRIMEROS ENCUENTROS

“LA ENTREVISTA PRELIMINAR”

A Cargo de Beatriz Bulit

Tanto Sigmund Freud, como Jaques Lacan han enseñado, que desde el primer encuentro con alguien que viene a traer su demanda, es necesario ubicar determinados ejes que van a ir llevando a quien consulta, a la sorpresa de la otra escena. Ese otro escenario impreso en su decir; determina sus angustias, sus dolores, sus sufrimientos, sus sueños.

Estos ejes nos permitirán abrir los surcos en la palabra que nos trae, donde va a condescender la lengua en la que está escrito una nueva versión no sabida, de su novela familiar. Este descubrimiento va a direccionar nuestra escucha y nuestra operatoria

Los invito a compartir los interrogantes que tenemos y que se nos abren cada vez que alguien ingresa a  nuestro consultorio.

A partir de la entrada de alguien a nuestro consultorio, de acuerdo a la teorización de Sigmund Freud y Jaques Lacan, se abre en ese  encuentro un tiempo… que ambos diagramaron rigiéndose por la lógica del inconsciente. Jaques Lacan en su retorno a la lógica descubierta por Freud, producirá en su enseñanza, la necesariedad de establecer ciertos ejes, que van a permitir direccionar en quien consulta, la búsqueda de ciertas coordenadas en relación a eso que lo aqueja

 

Se formularán algunos de los ejes que es necesario que se establezcan

 

  • En primera instancia es necesario considerar que: quien viene a nuestro consultorio demanda aunque no lo sabe, una escucha más allá de eso que dice, ya que va a traer su sufrimiento psíquico, que está escrito en una lengua que hay que descifrar

En dicha lengua hay un sujeto marcado por la palabra que lo lleva a su propio desconocimiento; donde se le ha trasmitido un deseo, que será interpretado por quien lo escucha, en esa lengua cifrada

 

  • Por otra parte los emblemas paternos, harán escritura, dando el sentido al modo en que el amor, deseo, goce, se entramen; para dar rumbo a su decir y a sus actos

 

  • A sí mismo, es fundamental que, el trabajo en transferencia genere un nuevo espacio que actúe como caja de resonancia, para que la palabra encuentre su lugar. Espacio que propiciará la escucha de un mensaje en juego.

Es por esto que no se trata de una anamnesis al modo de “historia clínica”, sino de ubicar en eso que nos cuenta y el modo de hablar;

los interrogantes que tiene frente a eso que no anda: sí, se halla ahí implicado, en ese malestar; o bien lo refiere a los actos del otro; o bien… tiene la percepción que le viene desde el otro.

 

  • Hay distintas formas de presentarse eso que traba… su transitar, en su expresión sintomática:

como impedimento, como imposibilidad de avanzar, como angustia.

 

  • Además, en este encuentro es necesario sopesar, si es alguien propenso al acting-out, o al pasaje al acto. Así como también, estar atentos al modo que construye las frases, la resonancia en eso que dice, como utiliza las pausas. Esa red discursiva, su textura, sus “roturas”, adquieren una relevancia determinante en tanto dan “cuerpo” a su decir.

 

  • Por otro lado este tiempo puede ser un tiempo de concluir, ya que quien nos consulta, viene para ubicar un interrogante que tiene sobre su transcurrir y solo espera lograr, un modo de resolver esa pregunta… no busca una apertura, un más allá. Es decir, debemos ubicar sí, le interesa abrir a otra dimensión; o bien irse con eso nuevo que le ha aportado el trabajo analítico
  • Este tiempo es de construcción, en transferencia…. Aquel que está en posición de analista, debe hacer surgir, más allá de los significantes que hacen a la novela familiar; aquel significante que jugado en transferencia apunta a una renovación; significante que si bien acompaña, a esos significantes que se entramaron en su historia, quedó por fuera; se lo ofrece al analista, para que éste significante…direccione la cura.

 

La propuesta de este Seminario es abrir cada uno de estos ejes y ponerlos a trabajar, con aquellos que concurran al encuentro.-

 

 

BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA

SIGMUND FREUD, “Sobre la iniciación del tratamiento”, 1913, O. Completas T12 Amorrortu editores

JAQUES LACAN, “De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis”, Diciembre 1957-enero 1958

JAQUES LACAN, “Seminario de la Angustia”, 1962-1963, Paidós.

JAQUES LACAN, “Proposición del 9 de Octubre” 1967, Otros Escritos, Paidós.

JAQUES LACAN, “Seminario aún” 1972-73 Edición inédita

 

Beatriz Bulit

Guillermo Unzain