La Angustia en la teoria de Lacan

«El camino del analista es diverso, uno para

lo cual, la vida real no ofrece modelos”.

Sigmund Freud 1915

Puntualizaciones sobre el amor de transferencia.

 

 

Lacan Oral es una invitación para acercarse a Jacques Lacan desde un lugar distinto, es ante todo una invitación a escuchar sus palabras, porque en ellas está la esencia de su teoría, en esa voz incansable que por más  de 20 años desplegó en sus seminarios, la trama más profunda de los conceptos del psicoanálisis.

Su camino nunca se apartó de su incesante “Retorno a Freud”, premisa que formuló en Francia desde sus primeros seminarios y sostuvo hasta el final, en Latinoamérica, Venezuela:

Rencuentro Internacional de Caracas 12 de julio de 1980

“Yo vengo aquí antes de lanzar mi Causa freudiana  -Ustedes verán que tiendo siempre a este adjetivo- Ustedes serán lacanianos , yo soy freudiano”

 

¿Por qué es importante escuchar a este Freudiano?

 

Porque en el rigor de su enseñanza oral, está el “estilo” de su decir, que es una parte esencial de su teoría, y es aquello que se pierde en lo escrito por los otros.

Muchas de las dificultades de la lectura de Lacan se producen cuando se pasa a lo escrito la cadencia de sus palabras.

Al faltar sus largos silencios, sus risas, sus murmullos, sus gritos…no solo se pierde la entonación, su parte actoral, su presencia, sino algo mucho más importante en la trasmisión de su enseñanza: el sentido de su decir.

Por este motivo la propuesta de este primer seminario que abre este espacio y que se titula:

“La angustia en la teoría de Jacques Lacan”.

Será el intento no solo de acercarnos a este concepto fundamental del psicoanálisis, sino que a través de él nos acercaremos a Lacan, a esa pasión con la cual desplegó su enseñanza y que lleva a los oyentes, casi sin que ellos se den cuenta, a la lo más profundo del ser humano, a su alma.

 

Y para saber de qué se trata no hay nada mejor que darle la palabra,

14 de noviembre 1962

Seminario X La angustia.

 

Él nos dice:

 

  “Inhibición, síntoma, angustia, es el título, el slogan bajo el cual, para los analistas, permanece marcado en su memoria, el último término de lo que Freud ha articulado sobre este tema.

 Hoy no voy a entrar en este texto por la razón que desde el comienzo, estoy decidido a trabajar sin red, porque no hay asunto donde la red del discurso freudiano esté más cerca de darnos una seguridad en suma falsa, pues justamente, cuando entremos en ese texto, verán lo que hay que ver a propósito de la angustia: que no hay red”.

Lacan se lanza – el mismo lo dice desde el primer momento de este seminario- “como un equilibrista hacia el vacío y sin red”, en la investigación de este concepto que abarca el enlace del objeto del deseo, le petit a, con la falta y la ambigua relación con los otros.

 

En estos encuentros, intentaremos entretejer los lazos de esta trama, para abordar este tema que nos involucra a todos. Para llevar nuestro trabajo más allá de los límites de la angustia.

 

María Josefina Chevalier