DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

El 8 de marzo como día internacional de la mujer, condensa en sus reivindicaciones una larga lucha que pone en cuestión las relaciones de opresión, explotación y discriminación. Este proceso atraviesa las diferentes formas culturales de una civilización universal.

Desde el Psicoanálisis, sabemos que la diferencia entre hombre y mujer se despega de la genitalidad, de la naturaleza. Masculinidad y feminidad son a partir de Sigmund Freud, productos de un trabajo psíquico.

Hasta la puesta en marcha de la Teoría del Inconsciente, la sexualidad era un continente oscuro y más aún la femenina muchas veces condenada a la hoguera por bruja o al encierro por loca.

Palabras que se enmudecen frente a oídos que no escuchan, hasta que la producción del dispositivo psicoanalítico pide a alguien que hable. Dispositivo subversivo en tanto cuestiona las condiciones de alienación por la vía de la pregunta por la singularidad del deseo.

Vale recordar a dos de las muchas mujeres que habitan la historia y la actualidad del psicoanálisis:
Sabina Naftulovna Spielrein (Rostov, Rusia, 7 de noviembre de 1885 – Rostov, Unión Soviética, 27 de julio de 1942).
Fue una de las primeras mujeres en la historia del psicoanálisis, convirtiéndose en la primera mujer miembro de una Asociación Psicoanalítica de Viena (1911). En esta asociación expuso por primera vez (en una reunión del 25 de noviembre de 1911) su tesis sobre la pulsión de destrucción. Este trabajo se publicó un año más tarde con el título de «La destrucción como causa del devenir» , siendo su principal aporte teórico , contribuyendo al posterior desarrollo freudiano de la pulsión de muerte.

El 27 de julio de 1942 muere junto a sus dos hijas, asesinada por las tropas de la Alemania nazi que habían ocupado la ciudad.

Marie Langer (Viena 31 de agosto de 1910 – 22 de diciembre de 1987)

Fue una luchadora desde el psicoanálisis y el marxismo. Se formó como médica y psicoanalista en la Viena de las décadas del 20 y el 30. Luchó en la Guerra Civil Española y luego de una corta estancia en Montevideo se instaló en 1942 en Buenos Aires, donde fundó junto a Ángel Garma, Celes Cárcamo y Enrique Pichon-Riviere la Asocsiación Psicoanalítica Argentina. En 1974 tuvo que exiliarse a raíz de las persecuciones de la Triple A. Se instaló en México y trabajó también en Nicaragua. En 1981 formó la Brigada Mexico- Nicaragua de Internacionalistas por la Salud Mental. En 1986 viaja a Cuba para organizar el coloquio sobre el psicoanálisis y el suicidio. Afectada de cáncer de pulmón, regresa a Buenos Aires donde fallece en 1987.

Fuentes:
Roudinesco, É. – Plon, M. (1998). Diccionario de Psicoanálisis. Ed. Paidós

Marie Langer -Autobiografía – http://www.psicomundo.com/argentina/historia/langer1.htm